Uso de cookies
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y por motivos funcionales y estadísticos. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.
|  Inicio

Podemos Ayudarte

Problemas de infertilidad

La Infertilidad en la Pareja

La infertilidad es un problema de salud que cada vez se presenta en un mayor número de parejas.
La Organización Mundial de la Salud define a la infertilidad como una enfermedad del sistema reproductivo constituido por el fracaso para lograr un embarazo clínico después de 12 meses o más de relaciones sexuales regulares y sin protección.
Cuando hablamos de relaciones sexuales regulares nos referimos a una media de 3 veces por semana o más. En estos casos se recomienda que la pareja acuda a un centro especializado para evaluar la capacidad reproductora.
La infertilidad no solo afecta al sistema reproductivo sino que da lugar a una serie de alteraciones emocionales que tienen consecuencias a nivel social, personal y a nivel de pareja en la sexualidad, comunicación y estabilidad. Todo ello puede llegar a ocasionar trastornos del ánimo como son el estrés, ansiedad o la depresión provocados por la frustración que supone la pérdida de la fertilidad.

¿Cuánto tiempo debo esperar si no me quedo embarazada?

Como hemos comentado anteriormente, la OMS considera que pasado 12 meses y manteniendo relaciones sexuales con una frecuencia de 3 veces en semana si no se ha dado embarazo se recomienda visitar a un especialista en reproducción asistida.

¿Cómo se cuando ovulo?

Durante la ovulación se producen varios cambios corporales. Muchas mujeres durante estos días aseguran tener molestias o malestar en la zona del vientre, así como dolores en los senos, los cuales se vuelven también ligeramente más sensibles. Además se produce un cambio en el flujo vaginal adquiriendo una textura resbaladiza y un color blancuzco simulando a la clara de huevo. La temperatura corporal sufre una serie de cambios, en los días anteriores a la ovulación la temperatura basal de la mujer aumenta. Por lo tanto, si llevas un control diario de tu temperatura, podrás identificar tus días fértiles.
Otro método para poder detectar el momento de la ovulación es la realización de un test en orina para medir los valores de LH (hormona luteinizante). Esta hormona aumenta aproximadamente 36 horas antes de la ovulación.
Por último, otra manera para detectar la ovulación es calcular los días fértiles en función de la duración del ciclo menstrual, aunque se trata de una técnica más fiable para aquellas mujeres que tienen una menstruación regular (28 días) en las que la ovulación se dará en su día 14 de ciclo.

¿Qué pruebas son necesarias para valorar la fertilidad en la pareja?

Existen diversas pruebas que van a ser determinadas por el especialista en fertilidad en función de las características de cada uno de los componentes de la pareja.

Las pruebas básicas son la realización de un espermiograma con capacitación espermática (REM), análisis hormonal, ecografía vaginal entre el primer y quinto día de ciclo y la histerosalpingografía.


Virus Papiloma Humano

Virus del Papiloma Humano

El Virus del Papiloma Humano (VPH) es una de las enfermedades de transmisión sexual más comunes. Este virus cuenta con más de 140 tipos que se clasifican en alto y bajo riesgo. Los primeros pueden provocar cáncer genital siendo el cuello del útero y la línea pectínea del canal anal las zonas más susceptibles.
Esta enfermedad afecta tanto a hombres como a mujeres que pueden padecerla como portadores asintomáticos y por lo tanto ser vehículos y favorecer su propagación.
Por ello, en las edades de mayor actividad sexual la prevalencia de infección subclínica puede ser de hasta un 70% de la población.
Afortunadamente, la mayoría de las infecciones por HPV son inofensivas y suelen desaparecer solas sin necesidad de tratamiento. Es el caso de las infecciones causadas por los tipos 6 y 11 (bajo riesgo) que provocan la aparición de verrugas genitales y suelen tener una duración media de unos 5 meses, en cambio las producidas por los tipos 16 y 18 (alto riego) tienen una duración media mucho mayor, alrededor de los 16 meses y son las causantes de algunos tipos de cáncer genital.

¿Cómo se transmite?

El VPH se transmite con contacto directo piel con las mucosas durante las relaciones sexuales. Se puede transmitir vía vaginal, anal y oral.

¿Cómo puedo prevenirlo?

Actualmente existe la vacunación contra el VPH.
La FDA ha aprobado tres vacunas que previenen las infecciones por los tipos 16 y 18 causantes del 70% de los cánceres de cuello uterino.
Algunas de estas vacunas incluso actúan también frente a los tipos 6, 11, 31, 33, 45, 52 y 58.
Es importante tener en cuenta que las vacunas no tratan infecciones ya existentes por VPH.
Además de la vacuna otra medida de prevención es la citología cervical en mujeres y anal en aquellas personas que practiquen sexo mediante esta vía.
El preservativo disminuye el riesgo pero no evita el contagio de modo tan eficaz como en otras enfermedades de transmisión sexual.

¿Existe tratamiento?

No existe un tratamiento para la infección, únicamente se tratan las lesiones producidas en los tejidos o se aplica un tratamiento quirúrgico, LEEP, crioterapia, quimioterapia o radioterapia.


Endometriosis

Endometriosis

Es la presencia de tejido endometrial fuera de su localización natural. Situándose en las capas profundas del miometrio uterino (adenomiosis), es decir en la musculatura interna del útero, o situándose en localizaciones extrauterinas (endometriosis externa) como en los ovarios, trompa de Falopio, ligamentos uterinos, vejiga e incluso intestino.

De todas las localizaciones la más frecuente es la uterina (adenomiosis) y dentro de la endometriosis externa, la ovárica.

La prevalencia se estima entre un 10-15% de las mujeres en edad fértil, siendo una de las enfermedades más frecuentes en ginecología y una de las causas de esterilidad.

Existen una serie de factores de riesgo que aumentan la posibilidad de padecer endometriosis y son:
  • Menarquia precoz o aparición de la menstruación a edad temprana.
  • Ciclos cortos inferiores a 28 días.
  • Consumo superior a 300mg de cafeína al día.
  • Reglas con duración superior a 6 días.
  • No haber tenido hijos.

Causas

Los factores que juegan un papel importante en la aparición de la endometriosis son factores genéticos, inmunológicos, ambientales y mecánicos.
Dentro de éstos encontramos que los factores más favorecedores al desarrollo de lesiones son:
  • La menstruación retrógada que es la capacidad del tejido endometrial de fluir hacia atrás.
  • Obstrucciones a la salida del flujo menstrual favoreciendo el asentamiento de tejido en localizaciones ectópicas.
  • La difusión de la endometriosis por vía vascular o linfática causante de lesiones pulmonares, digestivas y urológicas.
  • Teoría de la Metaplasia, la cual dice que el endometrio ectópico se origina por elementos distintos al endometrio uterino. Esta metaplasia se produciría por un estímulo provocado por un proceso inflamatorio u hormonal.

¿Cuales son los síntomas de la endometriosis?

Aproximadamente el 20% de los casos de endometriosis es asintomático o presenta síntomas poco característicos. Los más frecuentes son:

Dismenorrea: dolor pélvico asociado a la menstruación y que suele extenderse a la fase premenstrual.

Menorragias y Metrorragias: se define como menorragia a una menstruación excesivamente abundante o duradera y como metrorragia a la hemorragia uterina fuera del periodo menstrual.

Esterilidad o hipofertilidad: la endometriosis afecta a la funcionalidad del aparato reproductor, ya que tiene un efecto inflamatorio, inmunológico, mecánico y hormonal que dificulta la fecundación.

Dispareunia o dolor durante las relaciones sexuales: la penetración puede presionar alguna zona afectada.

Fatiga, vomitos, nauseas.

Hematurias cíclicas siempre y cuando se vea afectada la vejiga.

Embarazo ectópico.

¿Que pruebas me tengo que hacer si hay sospecha de endometriosis?

Lo primero, es realizar una exploración ginecológica preferiblemente durante la menstruación ya que las lesiones aumentan su volumen y sensibilidad durante este periodo haciendo más fácil su visualización y palpación.

El siguiente paso es la realización de pruebas complementarias para conseguir un diagnóstico más fiable y certero como son la histerosalpingografía, la ecografía, la resonancia, la endoscopia y los marcadores tumorales.

¿Existe tratamiento?

Hay diversos tipos de tratamiento que van a ayudar a aliviar los síntomas de la endometriosis pero ningún tratamiento podrá curar a todas las pacientes. El objetivo del tratamiento es aliviar el dolor, prevenir alteraciones menstruales, permitir el coito y en los casos de esterilidad conseguir el embarazo.

Existe un tratamiento médico, tratamiento quirúrgico y tratamiento médico-quirúrgico.

Contacta con Mater Reproducción Asistida

Llama ahora y solicita más información

968 24 14 46

687 419 128 (Urgencias)

Quiero recibir MÁS INFORMACIÓN
Adeslas Asisa Axa Allianz Caser DKV PlusUltra HNA Divina Pastora